CASOS DE ESTUDIOS

PACEÑA BLACK / Nuevo packaging por Pierini Partners

El nuevo diseño realizado por el reconocido diseñador argentino Adrián Pierini para uno de los más recientes lanzamientos de Cervecería Boliviana Nacional, reúne equilibrio compositivo, sofisticación y un manejo esencial de los recursos estéticos, confiriéndole a su packaging un aire clásico y sumamente distinguido.

En efecto, Paceña Black posee una vestimenta absolutamente Premium, característica que le fue conferida ante la necesidad de transmitir la altísima calidad del producto. Es que la nueva Paceña Black no será una cerveza más, sino que nació para trascender; su justa combinación de maltas tostadas y lúpulos refinados le confieren un sabor único, atrapante. Su target está compuesto por aquellos consumidores que valoran el cuidado en los detalles y el despertar de nuevas sensaciones. No buscan la estridencia y el caos sino que disfrutan de momentos intensos y especiales.

Frente a este target y a un producto tan especial, la decisión proyectual pasó por ir a lo básico, es decir, recurrir a un fondo negro pleno y puro que transmita de un modo inmediato la esencia del producto, y complementarlo con elementos gráficos secundarios como ilustraciones vectoriales de espigas, filetes y el tradicional escudo, en oro y blanco. El estilo tipográfico escogido de corte romano refuerza el espíritu clásico de la pieza, mientras que la estructura general, de eje central, le aporta una serena calma visual acorde con la profunda experiencia de consumo.

Pierini, refiriéndose a este proyecto, comentó: “Muchos clientes nos piden que desarrollemos para sus productos diseños absolutamente innovadores, disruptivos, aún cuando lo que el consumidor busque en ellos sea un diálogo franco, directo y amable. Paceña Black nos ha dado la oportunidad de crear sin gritar, de disfrutar generando un layout cuidado y detallista cuyas principales problemáticas giraron en torno a la elección de la miscelánea adecuada, de las proporciones correctas, de los cuerpos tipográficos, de la intensidad ideal del dorado; es decir, de las pequeñas grandes cosas que solo un público especial, conocedor de lo bueno, será capaz de comprender y apreciar”.