CAPACITACIONDESTACADOS

CIRUGÍA GRÁFICA / Nueva columna sobre Historia del Diseño Gráfico por Federico Rozo

Hola a todos los queridos lectores de este portal, interesados en el diseño en general, artes, música, naturaleza, antropología, filantropía, flan mixto y filología. En esta nueva sección iremos recorriendo la historia del diseño gráfico bajo el cobijo del clásico libro del maestro Phillip Meggs. Con máximo respeto, iremos atravesando esta gran obra en una especie de re-versión.

Aquí les presentamos el prólogo de esta nueva sección…

Historia del Diseño Gráfico, de Phillip Meggs; por Federico Rozo.

La invención de la escritura constituyó el auténtico comienzo de la civilización. Al igual que el habla distingue al hombre del animal – o por lo menos solía distinguirlo -, la escritura distingue al hombre civilizado del bárbaro – o por lo menos solía distinguirlo… -. Es un concepto que hoy en día no está muy claro.

La escritura aparece por primera vez en todo el mundo antiguo en un momento histórico caracterizado por el crecimiento simultáneo de una serie de elementos diversos (ya existía la teoría de la relatividad) que, en conjunto, constituyen lo que actualmente llamamos civilización; lo cual digamos que es otro concepto bastante enclenque en la actualidad. Dondequiera que aparece la escritura, va a acompañada de un notable desarrollo del gobierno (bueno….), las artes, el comercio, la industria, la metalurgia, medios de transporte, una agricultura desarrollada y la domesticación de seres humanos; en contraste con ello, los períodos previos sin escritura dan la impresión (conceptualmente hablando obviamente) de culturas primitivas, llenas de tiempo para hacer lo que se les daba la gana, sin empleos cuestionables, sin cuentas que pagar, sin un sistema al cual responder de una manera totalmente antinatural y arbitraria, y fluyendo con su hábitat de una manera libre y espiritual como las que se buscan ahora con pantalones de lino blancos, ojotas de cuero, tatuajes tribales y Ray Bans de 200 dólares. Sin embargo, no es necesario insistir en que la introducción de la escritura fue el factor responsable de las civilizaciones originales sino que todos los factores -geográfico, social, económico-, conducentes a una completa civilización, originaron simultáneamente un complejo de condiciones que no hubiera podido funcionar normalmente sin la escritura, reivindicando así que se acabó la fiesta en el momento de su imposición.

La importancia de la escritura puede demostrarse facilmente en cuanto tratemos de imaginarnos nuestro mundo sin escritura. Dónde estaríamos sin libros, periódicos, cartas?

En un mundo lleno de agua y aire fresco y tomándonos un buen vaso de agua del río Uruguay con hielo y una rodajita de limón? Qué ocurriría con nuestra comunicación si perdiésemos de repente la facultad de escribir.riirrrmmm.lsoop—-…………!!! !!! ……a ;lk’a;a”;as’;las’;as ap[um apum apum zum brum blum pacaptaka zaoka zupz zupa zupa!!……Qué pasaría con nuestros conocimientos si no hubiera forma de leer sobre los hechos del pasado? La escritura tiene una gran importancia en nuestra vida cotidiana.

Una observación negativa resultante del difundido empleo de la escritura, es el perjuicio y desuso que ha sufrido la tradición oral. Esto se ve claramente comparándonos con nuestros antiguos antepasados; ellos empleaban la tradición oral como factor importante para agudizar y desarrollar los poderes de la memoria. Aquí podemos apreciar una comparación gráfica encontrada en manuscritos no iluminados.

Nosotros no tenemos que aprendernos los grandes clásicos de memoria, total podemos leerlos y releerlos en interné. Pero el saber moderno consiste no sólo en el saber en sí, sino en ser capaz de poder comprarse una computadora, un iPhone, un Black Berry, un iPad, un blutúz, un iPod, gé pé ése, y además llevar todos los cargadores para todos lados, etc.

Dejamos entonces esta extensa introducción ya que no queremos abusar de la incapacidad para concentrarse generalizada de estos tiempos, y no aburrir a nadie. Nos vemos en el próximo y primer capítulo de la historia del Diseño.

Salú!!!

Sobre el autor:
Federico Rozo estudió Dirección de Arte en Publicidad y Diseño Gráfico como carreras, pero su “trasfondo visual” viene de muchos años antes. El dibujo es su antigua vocación, y también ha incursionado en la fotografía y pintura. Empezó su carrera como diseñador en el colegio secundario haciendo logos para los nombres de los amigos y grupos de música que le gustaban; aunque la verdadera semilla de la carrera de diseño residió en las incontables horas que pasaba escuchando música y disfrutando de todas las tapas de los vinilos que reinaban en su casa. Las tapas más destacadas eran Rock ‘n’ Roll Over (Kiss), Some Girls (The Rolling Stones), Stray Cats (Stray Cats), Big Bill Broonzy & Washboard Sam (Big Bill Broonzy & Washboard Sam), Do It Yourself (Ian Dury & The Blockheads), Los Cantos de Escalona (Bovea y Sus Vallenatos), entre otros.

Comenzó su carrera en el estudio Kato & Di Luzio; siguió un año (1996) en AMERICA en el departamento de producción de promos y trabajando a la par con el estudio de diseño dentro del canal. Como trabajaba de noche aprovechaba y se metía en el estudio a aprender a usar los programas de diseño y hacer trabajos para la facultad mientras los editores terminaban su parte. Una gran influencia en ese momento fue el diseñador/artista Mariano Couso. Continuó en otros estudios de diseño no reconocidos por un tiempo y también como independiente.

En el 2001 viajó a la ciudad de Nueva York en donde guiado por sus búsquedas conoció personalmente a Milton Glaser en su estudio. En ese período se “fogueó” diseñando logos para diversos clientes independientes; un camino que si bien lo estresa también le apasiona y le ha dedicado gran parte de su carrera. Le han publicado logos en los últimos dos volúmenes de Logo Lounge Master Series. En el 2003 viaja a Miami para trabajar con Javier Bereciartua de One Click Idea junto con otros amigos colegas. Hacen un enorme proyecto de branding, Maclee Express; y luego logra afilar su rumbo gráfico trabajando toda la gráfica Off Air de Nickelodeon Latinoamérica durante casi 4 años, a la vez colaborando con VH1, y ganando varios premios Promax.

En la misma época y durante unos 5 años trabajó para la agencia Yellow Sky de Nueva York diseñando la imagen para estudios de artistas; ciudad que se convirtió en su hogar y en donde terminó su viaje de 6 años diseñando y produciendo la imagen del New York Loft Hostel, publicada varias revistas, blogs y en el libro Space & Design de la editorial Art Power en Hong Kong. Actualmente tiene su estudio en Buenos Aires en donde diseña algunos proyectos y dirige otros para diferentes clientes de la televisión, y participa como diseñador, director de arte y productor en algunos proyectos urbanos de calidad histórica. Cuando ve la oportunidad vuelve a sus viejos hobbies como el dibujo, y hace alguna que otra muestra de fotografía y diseño.

Desde hace unos años prefiere llamar a su profesión como “Cirugía Gráfica”, una ciencia inexacta, que es el encuentro incisivo entre todo objeto, persona, o campo electromagnético dignos de ser relevados o intervenidos.

+i: www.federicorozo.com (próximamente)